15 septiembre 2016

DÍ QUE SÍ A LAS GRASAS SALUDABLES Y DESCARTA LAS GRASAS HIDROGENADAS O TRANS?

Los ácidos grasos trans son un tipo de lípido (grasa) manipulada y creada desde un laboratorio a nivel industrial para aumentar la conservación y mejorar la textura de los alimentos elaborados.
Los trans también aparecen cuando cocinamos con aceites a altas temperaturas o cuando horneamos a mucha potencia. La estructura molecular del lípido cambia y se convierte en una molécula poco abundante en la naturaleza y por tanto difícilmente asimilable por nuestro organismo. Cuando estos ácidos grasos trans llegan a nuestro cerebro anula la comunicación interneuronal.
También hay estudios que aseguran que aumenta notablemente la posibilidad de sufrir cardiopatías, y transtornos neurodegenerativos como el Alzheimer.
Evita los productos industriales, precocinados, patatas fritas, bolleria, y fíjate bien en las etiquetas, cuando hablan de "aceites vegetales = Peligro" normalmente son grasas trans. Tampoco el aceite de palma y el de coco son recomendables, se comportan a nivel estructural de forma parecida a los trans.
Opta siempre en tu cocina por el aceite de  semillas o frutos secos (lino, girasol, nuez, sésamo) o nuestro oro líquido , el aceite de oliva, si es virgen extra mucho mejor, y si puedes consumir el de primera presión en frío ecológico tendrás lo mejor que existe en cuanto a propiedades tanto en crudo como cocinado ya que aguanta mucho la temperatura sin perder prácticamente su valor.

Las grasas animales como la mantequilla (saturada) sigue en todo caso siendo mucho más recomendable en un consumo moderado,  que cualquier margarina (trans)aunque las vendan como maravillas enriquecidas con vitaminas y fitoresteroles,  evítalas. Aunque lo mejor de lo mejor es untar aguacate a una tostada, pura salud, al igual que los frutos secos es gran fuente de grasa saludable  y necesaria.


Los lípidos son muy necesarios para nuestro organismo y en la cocina ayudan mucho potenciando el sabor de los alimentos. Está habiendo una gran campaña contra las grasas, intentan echarles la culpa de los casos de sobrepeso, obesidad y enfermedades para que no se hable tanto de lo tan peor que es el Azúcar y lo tan introducido que está en nuestra dieta diaria. artículo de LA VANGUARDIA.

  


No hay comentarios:

Publicar un comentario