23 julio 2011

OMEGA 3: ODISEA DEL OCEANO


En el post de la semana pasada “ Mercurio , más que un planeta” discutíamos  sobre la acumulación del mercurio en pescados de gran tamaño como el atún, emperador, pero no hablamos de los grandes beneficios que nos aporta el pescado azul gracias al OMEGA 3.
Nunca una grasa ha tenido tan buena crítica. El W3 (acido linolenico) es una grasa poliinsaturada esencial, no podemos sintetizarla en nuestro cuerpo y sin embargo es muy  positiva para nuestra salud, así que debemos tomarla de la dieta.
En el W3  se distinguen tres variedades, las más saludables y con más beneficios son  DHA (ácidodecohexaenoico) y EPA (ácido eicosapentaenoico) que las encontramos en la grasa del pescado azul y un poco menos considerada  ALA (ácido alfalinolenico) que  proviene sobretodo de las semillas de lino, las nueces, almendras, germen de trigo.
Éstas sustancias ya las poseemos en nuestro organismo, forman gran parte del cerebro. Y seguir tomándolas en la dieta nos ayudará a: mantener una buena salud cardiovascular, previniendo derrames cerebrales, colesterol, arteriosclerosis, combatiendo enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, esquizofrenia, depresión, enfermedades cancerígenas, mantiene la retina en buen estado y mejora problemas de pérdida de visión, eccemas, soriasis, y resulta  un gran antiinflamatorio muy eficaz contra los problemas de artritis y artrosis. Altamente recomendado para las mujeres embarazadas por su acción en la formación del feto. También considerado como potente antioxidante de membranas celulares.
Disfruta del pescado azul al menos un par de veces en semana: sardina, boquerón, arenque, caballa, palometa, pescadilla, salmón, trucha.. Y de vez en cuando , sin abusar por el exceso de producción de ácido úrico,  algo de marisco mejillón y gamba que también poseen W3.
Toma un puñado de  nueces y almendras al día.

La suplementación de W3 es muy recomendable si no te gusta el pescado, o para un tratamiento   más específico de forma ocasional ( entre 3 y 6 gr. diarios dependiendo del tratamiento),  fijándote siempre en el etiquetado y asegurándote un alto % de EPA y DHA + vit E, a veces intentan colarnos productos más baratos pero sin ninguna función real. Personalmente me gusta mucho el aceite de Krill por su alta calidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario